Acelera tu proyecto

Flechas y mano

En Helpingnetworks estamos trabajando para crear un lugar donde puedas desarrollar tu proyecto y crecer de la mano de visionarios como tu. Españoles afincados en Irlanda unidos a todas aquellas nacionalidades que quieran llegar a España. Somos un puente donde ambos sentidos del camino te llevan a tu objetivo. En una ciudad, Dublín, donde se concentra la mayor tasa de empresas tecnológicas de Europa, hemos creado un lugar diferente, donde tu creatividad, proyecto, desarrollo y estilo de vida pueden encajar.

Creemos en el apoyo mutuo, en el desarrollo tanto personal como profesional, es por ello que nos encanta tener la oportunidad de participar en la 3ª Convocatoria European Coworkings de la EOI. Son increibles las oportunidades que la vida te puede ofrecer y por ello deseamos que en cuanto veas la tuya la cojas. Nosotros participamos siendo uno de los coworkings europeos, hay 16 destinos y una experiencia única para tí. Si estás en ese punto en que necesitas dar un paso importante en tu vida, tienes una idea, un proyecto, no te detengas y aprende todo lo que puedas de esta oportunidad. Cuantos más lugares conoces más despiertas y más posibilidades tienes de ver el gran conjunto de oportunidades que hay en este mundo. 

 

Emprender en Irlanda

1436712278 209575 1436713472 noticia normalLa economía irlandesa da muestra de una clara recuperación económica. Tanto es así que la Comisión Europea ha situado al Tigre Celta como el país europeo con mejores perspectivas de crecimiento en la zona euro. Es el país con uno de los PIB per cápita más altos.

El principal atractivo que presenta Irlanda, a la hora de emprender, es la baja tasa impositiva para las empresas. Es por ello que las principales compañías multinacionales tienen su sede europea en dicho país. Esta gran concentración de multinacionales facilita la entrada de nuevos emprendedores.

El sistema productivo irlandés se asienta en la industria de la alta tecnología. Gracias a sus ventajas fiscales cuenta con la mayor red de telecomunicaciones de Europa.

OPCIONES A LA HORA DE EMPRENDER EN IRLANDA:

  1. El número total de días necesarios para la constitución de una sociedad en Irlanda es solo 6 días según los datos de “Doing Business 2015”.

  2. Las opciones más utilizadas a la hora de emprender en Irlanda son: las sociedades de responsabilidad limitada, las asociaciones y la empresa unipersonal:

    • Para establecer una sociedad de responsabilidad limitada no es necesario un capital social mínimo. No obstante, se requiere al menos de dos administradores, y del nombramiento de un administrador social. Para iniciar su actividad, se ha de inscribir en el Registro Mercantil, para ello es necesario la escritura de constitución, los estatutos; la lista de directores y la declaración de objetivos de la empresa, junto con el Código NACE. Tras un periodo de dos semanas, la empresa recibe un sello empresarial, tras el cual puede comenzar su actividad.
    • Las asociaciones deben ser realizadas por al menos dos personas. El contrato de asociación debe ser redactado por un abogado. La responsabilidad de los socios es ilimitada.
    • Para comenzar a trabajar por cuenta propia es necesario registrarse en el Revenue Office of Ireland. Para ello debes demandar el PPS Number (número de servicio público personal) y el formulario TR1 cumplimentado. Dichos formularios se adquieren en Revenue Forms and Leaflets Service (servicio de formulario y folletos de la Hacienda Irlandesa). En el caso de que decidas contratar a terceras personas en deberás registrarte como empresa a efectos del PAYE (sistema de impuesto a cuenta que pagan los empleados) y del PRSI (seguro de cotización que consta de seguro social y contribución sanitaria). Esto significa que tendrás que efectuar las retenciones fiscales y sociales pertinentes en el salario de los empleado.

TRÁMITES PARA INSCRIBIR UNA EMPRESA:

Al iniciar cualquier compañía en Irlanda, debes registrarla en la Oficina de Registro de Empresas o CRO. Se puede hacer online, con un coste 20 euros, o por correo ordinario, lo que supone un coste de 40 euros. Para registrar el nombre debes demandar el formulario RBN1, y en el caso de las empresas de responsabilidad limitada también se debe cumplimentar el formulario LP1 y LP3.

FISCALIDAD:

  1. En Irlanda la tasa estándar del IVA es del 23%. El volumen de negocios mínimo para subscribirse al control del IVA es de 3.7500 euros anuales para los servicios y 75.000 euros para las mercancías. Si tus ingresos son inferiores a estos límites puedes decidir si inscribirte o no a efectos del IVA. Las declaraciones del IVA se realizan de manera mensual, aunque en ciertos casos es posible realizar una declaración anual.
  2. Si decides establecerte como sociedad, debes tener en cuenta que el impuesto de sociedades en Irlanda es del 12.5%. Cabe destacar que, a efectos fiscales, una empresa constituida fiscalmente en Irlanda es automáticamente considerada como residente, también es considerada como tal si está dirigida o controlada desde Irlanda.
  3. Las personas físicas que trabajan por cuenta propia en Irlanda son responsables de pagar sus propios impuestos mediante el sistema de autoliquidación. Este sistema establece que cada persona física debe pagar:
    • Un impuesto preliminar que consiste en una previsión de la cuota debida antes del 1 de octubre de cada año.
    • La declaración tributaria una vez finalizado el año fiscal (después del 31 de diciembre y antes del 31 de octubre del año).
    • Para ser autónomo en Irlanda no hay que pagar ninguna cuota fija, sino que pagas en función de tus beneficios y el PRSI según la Clase S, (lo que supone un 4% de tus ingresos).
    • La tasa estándar del impuesto sobre la renta en Irlanda es del 20% para las personas con una renta entre 0 y 32.800 euros anuales y del 41% a partir de 32.801 euros. Aunque existen deducciones según las circunstancias personales.

Fuente: http://cultup.org/el-programa/noticias/19-europa/35-guia-basica-para-emprender-en-irlanda

Cómo funciona el coworking

Nacido hace apenas una década, el concepto de coworking se importó rápido a España desde Estados Unidos. Consiste en ofrecer un espacio compartido de trabajo para profesionales que no quieren o no pueden costear un local para ellos solos, con todos los gastos fijos que ello supone. En este artículo te resumimos en líneas generales cómo funciona el coworking.

  • Se comparte el espacio y se ahorran gastos. Es la filosofía básica del coworking: no tienes que pagar un local entero ni muchos de sus gastos asociados (luz, agua, Internet), sino simplemente pagar una cuota por usar ese espacio y esos servicios. Compartes espacio con otros trabajadores independientes interesados igual que tú en beneficiarse de estas ventajas.
  • La comida se suele hacer en común. Esa es otra de las ventajas de los espacios de coworking, sobre todo si no te gusta comer en soledad, y es precisamente uno de los momentos más apropiados para socializar con el resto de trabajadores.
  • Es perfecto si quieres conocer a otros freelance, no necesariamente de tu misma profesión. De hecho, es un método ideal para ponerte en contacto con profesionales que ofrezcan servicios complementarios a los tuyos y que en un futuro puedan convertirse en socios o clientes. Conocer a otras personas con otras inquietudes y conocimientos siempre es enriquecedor, por otro lado.
  •  Dependiendo de la ciudad y la zona donde se encuentre, el precio pueden rondar entre los 100 y los 400 euros al mes. En el caso español, empezó a implantarse en Madrid y Barcelona, aunque otras ciudades de gran tamaño ya llevan años implantando también estos servicios (Bilbao, Málaga o Sevilla, por ejemplo). En algunos casos se exige un contrato de permanencia mínima, por lo que lo ideal es consultar antes todas las condiciones.
  • El coworking no es solo compartir un espacio de oficinas, aunque sea lo más habitual. También hay coworking en espacios como talleres y almacenes.

Ventajas e incovenientes de los espacios coworking

escritorio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es importante saber que, aunque los espacios coworking son muy beneficios, también tiene sus inconvenientes. 

Principales ventajas del coworking:

Flexibilidad: a diferencia del alquiler de un estudio u oficina, los espacios compartidos ofrecen planes muy flexibles cuyos precios varían según las horas en que necesitas utilizar tu lugar.

Separar el trabajo del hogar: el coworking ofrece la posibilidad de tener un espacio de trabajo separado de nuestro hogar, ayudándonos a conciliar mejor nuestra vida personal y la laboral.

Más contactos y relaciones: el trabajo solitario desde el hogar suele actuar en detrimento de nuestras posibilidades de crecimiento ya que desde casa resulta mucho más difícil conocer gente y expandir nuestros contactos. En cambio, el espacio compartido genera inmediatamente nuevas relaciones e incluso amistades. Otros profesionales o trabajadores independientes serán tus nuevos compañeros y se establecerán entre vosotros vínculos que ayudarán al crecimiento de vuestras redes de networking.

Principales desventajas del coworking:

Distracciones y ruidos: El nuevo espacio de trabajo tendrá nuevos compañeros y también nuevos ruidos y distracciones. Deberás acostumbrarte al movimiento de gente yendo y viniendo, a oír sus comentarios, a escuchar sus llamadas telefónicas y a convivir con las continuas interacciones con otros. Si eres de las personas que necesitan silencio absoluto para concentrarse y trabajar, ¡quizás el coworking no sea tu mejor opción!

Menos privacidad: y así como tu estarás al tanto de todo lo que ocurre en este nuevo espacio, también lo estarán tus compañeros, que no podrán evitar escuchar tus llamadas telefónicas o videoconferencias. La privacidad no es característica de esta modalidad de trabajo y es mejor que lo sepas antes de intentarlo.

Gastos: si bien el coworking es la alternativa más económica para trabajar fuera de casa, si no tienes garantizado un mínimo ingreso mensual el alquiler de tu espacio también puede llegar a convertirse en un dolor de cabeza a fin de mes.

Fuente: Adeccorientaempleo

Ocho reglas simples para sobrevivir a un espacio de co-working

 

FF 960x623

 

"En los años que pasé trabajando para un startup atravesé por una enorme cantidad de formas de trabajo. últimamente trabajo en espacios co-working, sea en

Wayra, en Buenos Aires, o en el CMI de Santigado como parte de la quinta generación de Start-Up Chile.

Una vez que pude superar mis miedos y mi propensión a aislarme socialmente, debo admitir que me enamoré de los espacios de co-working. El proceso de adaptación, sin embargo, fue duro. Así que, junto con mis socios, armamos un conjunto de 8 mandamientos básicos que van a ayudar a que cualquiera que comience a trabajar en uno de estos espacios. Aquí van:

8- Respetar las reglas de la oficina

Aunque muchas veces las reglas no estén escritas, todos los espacios de co-working tienen normas. Así que, antes de llegar a trabajar con una mascota o vistiendo un par de sandalias, es recomendable averiguar si no hay ninguna regulación al respecto que pueda provocar un momento incómodo. Después de todo, nadie quiere que nos prohíban la entrada a la nueva oficina durante la primera semana.

 

7- Usar un buen sistema de chat grupal

Hay momentos en los que es necesario tener ratos de privacidad para discutir temas sensibles, como pueden ser el dinero que están ganando o, más probablemente, invirtiendo. O el bronceado sospechoso del muchacho que se sienta en frente. Es posible juntarse a hablar en una sala de reunión, pero resulta bastante tedioso tener que hacerlo e interrumpir la tarea que cada uno esté haciendo cada vez que tengan que hablar algo en privado. Por esto mi recomendación es conseguir un buen software de chat grupal. Algunos muy recomendables son Campfire, Hipchat o Talker los cuales, además, son muy personalizables y divertidos.

 

6- Encuentra "tu lugar" en la oficina

Esta recomendación puede no ser del todo útil para quienes trabajen en espacios de co-working donde se paga por hora y donde la gente suele variar. Sin embargo, resulta vital en espacios pertenecientes a incubadoras o aceleradoras, como Wayra o Start- Up Chile, donde se comparte el mismo espacio, con las mismas personas, por un período de tiempo prolongado. En esos casos, resulta vital encontrar un lugar en la oficina y hacerlo propio. Es importante descubrir esa mesa, rincón, o pequeño espacio y conquistarlo. Hay que usarlo todos los días, dejar algún objeto, aunque sea un post-it, escrito sobre la mesa y también, de ser necesario, ponerle cara de pocos amigos a cualquiera que lo ocupe. Esta recomendación apunta, fundamentalmente, a reducir el estrés que implica llegar todos los días sin saber en qué lugar y en qué condiciones se podrá trabajar.

 

5- Un buen par de auriculares pueden ser un gran aliado

Hay momentos en que la concentración resulta vital. En los espacios de co-working, sin embargo, no siempre es fácil alcanzarla. Por suerte existe una gran herramienta que permite aislarse del entorno y entrar en estado alfa: un buen par de auriculares. Para aquellas personas que no pueden concentrarse incluso con música, un buen consejo es que inviertan en un par de orejeras antirruido. No son lo más lindo, pero siempre están de moda en la rampa del aeropuerto.

 

4- Ser autosuficiente

Muy probablemente las personas que te rodean sean amistosas, pero están ahí para trabajar, así que es importante mantener un mínimo nivel de interrupciones. Es normal olvidarse la contraseña del Wi-Fi o tener alguna duda de vez en cuando y que la persona sentada al lado nuestro sepa la respuesta, pero también es muy probable que esa respuesta esté a nuestro alcance sin tener que molestar a nadie. Es recomendable hacer una lista con las contraseñas, claves, teléfonos útiles y todo lo que vayas descubriendo que puedas llegar a necesitar.

 

3- Tener cuidado con el desorden

Vivir solo tiene muchas ventajas. Puedes llegar a tu casa cuando quieres, comer lo que quieras y, si fuera necesario, dejar todo desordenado. Al convivir con alguien hay que ser un poco más cuidadosos. Este mismo principio se aplica para la oficina.

 

2- La oficina no es una iglesia, pero tampoco es un bar

Nadie espera que un espacio común de trabajo este absolutamente en silencio o que las personas no tengan conversaciones en un tono de voz normal. Hablar por teléfono es muy común y también lo son las bromas y las risas. Como decíamos anteriormente, quien sienta la necesidad de aislarse puede recurrir a un par de auriculares. Pero a pesar de eso hay ciertos limites que deben respetarse; escuchar música a través de altoparlantes es, probablemente, una de las acciones mas molestas que uno puede realizar en un espacio de coworking. Aunque planees escuchar algo que todos disfruten, una oficina compartida no es el lugar indicado.

 

1- Sé un ser social y ayuda al resto

La vida es mucho más simple para las personas que son amistosas. Cuando compartes una oficina con decenas de extraños, ser amigable es una herramienta muy útil para obtener lo que necesitas. Pero ser amable tiene más ventajas que la pura conveniencia. Entre todos esos extraños quizás encuentres a un gran amigo, a tu próximo socio, al amor de tu vida o al menos una palabra de aliento en un momento difícil. Además, no hay que olvidar que los espacios de co-working, especialmente aquellos relacionados con incubadoras, rebalsan de gente brillante que puede llegar a ayudarte en algún momento y de quienes puedes aprender una cosa o dos. No importa cuán tímido te sientas, en el largo plazo, una sonrisa y una palabra amable siempre traen buenos resultados."

Fuente: Tomas Franceschin

https://www.fayerwayer.com/2013/01/ocho-reglas-simples-para-sobrevivir-a-un-espacio-de-co-working/

El Blog de Helpingnetworks

HELPINGNETWORKS Anagrama azul sin marcoEste es nuestro espacio semanal de comunicación, donde os haremos llegar a través de artículos información, consejos, tips y demás material interesante para los co-workers y todo lo relacionado con el universo co-working.

Redactaremos y daremos forma a contenido relacionado con el coworking y todo lo relacionado con este ecosistema de trabajo. El Blog tendrá una única categoría inicial que será la relativa a esta nueva formula de trabajar compartiendo espacio e ideas, y posteriormente crearemos más categorías relacionadas con la actividad empresarial y de emprendedor en Irlanda, noticias de economía y empleo, etc. 

Asimismo este será un espacio vivo donde estaremos abiertos a contenidos y experiencias aportadas tanto por usuarios como por colaboradores, y que nos darán una opinión distinta a la visión que podamos tener desde nuestro espacio de co-working. Cualquier consejo será bien recibido y siempre es enriquecedor contar con las vivencias de todos aquellos que están embarcados en aventuras empresariales.